Jue27072017

Back Blog Blog Orgullo Gay Mostrando articulos por etiqueta: Columnistas
Mostrando articulos por etiqueta: Columnistas
Miércoles, 17 de Octubre de 2012

DIA 10: Apología de la espiritualidad LGBTI (II)

Me he tomado un buen tiempo para escribir para la columna Gay Guatemala en vista de que me he tenido qué ocupar de algunas otras cosas personales. Sin embargo, aquí estoy de nuevo y espero regresar juicioso a escribir por lo menos una vez cada quince días. En entradas anteriores me referí a la historia de la comunidad gay en Guatemala y recibí muchos comentarios de manera personal sobre el mismo. Creo que es importante rescatar las vivencias de todos y aunque haya personas que no estén de acuerdo con mis comentarios es indispensable dejar una evidencia de lo que ha sido nuestra historia y de mis particulares punto de vista, de los cuales me hago absolutamente responsable. En el último tiempo le he dado mucha importancia al tema de la espiritualidad de nuestra gente, y es que me parece importante abordar el asunto porque muchos nos ocupamos de los temas de siempre: sexo, prevención, diversión, derechos humanos, etc. Pero olvidamos una parte fundamental de los seres humanos en general: su espiritualidad. Cada persona tiene una forma de concebir y practicar su fe. Me ha llamado mucho la atención que una persona, cuando se refirió a nuestro grupo de oración incluyente dijo que estábamos haciendo un “disparate”, otra persona que por error recibió información acerca de nuestra lectura bíblica dijo que éramos “loquitas que usábamos a Dios”. Y de maneras similares se han expresado muchas otras personas. El hecho de exista ese tipo de reacciones me parece realmente esperanzador, porque solo cuando se está haciendo algo que verdaderamente vale la pena existen los ataques. Cuándo no se hace nada o se hacen cosas sin dejar huella no hay quien ni siquiera se tome el tiempo de criticar. Si consideran que acercarnos a Dios es un disparate, estoy totalmente de acuerdo. De hecho el mismo apóstol Pablo escribió en una de sus cartas que lo que es locura para los hombres es sabiduría para Dios. En relación a que “usamos a Dios” es evidente que no hay fundamento porque es imposible que la creación use a su Creador, es simplemente imposible. Al final de cuentas, los ministerios inclusivos tienen como objetivo predicar el evangelio de salvación a aquellas personas que hemos sido lastimados espiritualmente en las iglesias tradicionales, y además se nos enseña que el perdón y el amor son la mejor arma. Se nos enseña que las acciones deben hablar más que nuestras palabras y que a pesar de no ser perfectos debemos correr la buena carrera de la vida, tratando de hacer lo correcto siempre, aunque no sea lo más fácil. Consideramos que quienes nos critican y hablan mal de nosotros no merecen que les respondamos igual sino que al contrario merecen que oremos a Dios por ellos. Creemos que es posible hacer la diferencia. Aprendemos que vivir en sociedad significa ejercer derechos pero también cumplir con las obligaciones (no consideramos que solo somos recipientarios sino también dadores). Consideramos que la generosidad es indispensable. Que hay mucha dicha en dar generosa y desinteresadamente. Leemos la Biblia porque en ella está resumido el amor de Dios para nosotros, y no compartimos las distorsiones tradicionales que han sido usada tradicionalmente para atacarnos a quienes tenemos una identidad sexual distinta de la convencional. Creemos que por medio de la fe es posible todo. Estamos convencidos de que además de la fe debemos actuar y que lo que existe en la tierra (cosas, profesiones, etc.) pueden ser instrumento de Dios para nuestro beneficio. Consideramos que el respeto, el amor y todo lo que es bueno debemos ejercitarlo con nuestro prójimo (comenzando por nuestra familia). Que no debemos devolver mal por mal sino todo lo contrario, siempre bien por mal. Respetamos el tiempo de los demás y en la medida de lo posible somos puntuales porque Dios es un Dios de orden. No condenamos a quienes beben o fuman, pero les instamos a no hacerlo porque con esos hábitos solamente deterioran sus propios cuerpos y acortan sus vidas. Creemos sobre todo que los hombre gay, las mujeres lesbianas, los transexuales, los bisexuales, etc, somos parte de la creación de Dios y estamos llamados a ser sus hijos y a vivir en plenitud. Si todo esto es un disparate, entonces sí, estamos cometiendo disparates pero qué maravilloso es hacerlo. Enjoy the life.
Publicado en Aus Dem Himmel

En mi anterior columna dejé en suspenso hasta mediados de la década de los 90´s. Para ponernos en contexto hay que mencionar que los acuerdos de Paz se firman a finales de 1996 con lo que los integrantes de las partes en conflicto se quedan sin trabajo, y comienza a proliferar la violencia.

Publicado en Aus Dem Himmel