Mar13112018

Back Vida & Estilos Vida y Estilos Vida Sexual 7 consejos que debes saber antes de tener sexo gay

7 consejos que debes saber antes de tener sexo gay


¿Recuerdas esas incómodas clases de educación sexual de la preparatoria? No hay nada como ver a un profesor demostrar cómo se usa un condón con una banana. Además de su factor hilarante, y de estar destinado totalmente a cubrir las dudas sobre el sexo heterosexual (entre hombre y mujer), existe una terrible falta de información que nos deja ignorantes en diferentes aspectos concernientes a nuestra sexualidad.

Por eso, hoy voy a tratar de explicarte cómo funciona el sexo entre hombres o ‘sexo gay’ y daré algunos consejos que te podrían servir. Y, cabe recalcar, en próximas notas cubriremos también el sexo lésbico, del que no se habla tanto.

Debo comenzar diciendo que no existe una guía como tal para poder detallarte cómo serían los pasos en la intimidad, pero te enlistaré algunos consejos que debes saber antes de tener sexo homosexual. Así que, sin más que agregar, comencemos:

Conoce tu cuerpo

Antes de tener tu primera relación homosexual, es importante descubrir qué es lo que te gusta en verdad: auto explórate y compárteselo a tu pareja. Deja en claro las reglas, traten de disfrutarlo y no sufrirlo. Recuerda que es importante la comunicación en este punto.

No te apresures

No tienes prisa. Es recomendable seleccionar con mucho cuidado, el cómo, cuándo, dónde y con quién. Se trata de tener la mejor experiencia posible, no solo hacerlo porque sí. Y no hablo del aspecto romántico del sexo, después de todo es tu decisión, solo quiero enfatizar que debes ser responsable con tu sexualidad (y evitar situaciones incómodas en las que tus padres podrían entrar a tu cuarto, por ejemplo.

No siempre tiene que haber sexo anal

La mayoría de la gente cree que un acto sexual entre dos hombres es meramente el acto del sexo anal (práctica sexual consistente en la introducción del pene en el ano y el recto de la pareja). Esto no siempre se lleva a cabo y está bien. Tómate tu tiempo. No tienes que empezar directo al grano. Puedes empezar solo con besos y caricias, manoseo, e incluso sexo oral (práctica sexual en la que se estimulan los órganos genitales con la boca) las veces que gusten. Y cuando estés listo, y si ambos lo desean, practicar el sexo anal. Eso sí, en toda práctica sexual, es recomendable el uso del condón.

Sé limpio

Sin importar tu orientación, una buena higiene es pieza clave para cualquier práctica sexual satisfactoria. Esto no solo hará que disfrutes más, sino que evitará infecciones, te brindará más confianza y se reflejará cuánto te importa la persona con la que estarás.

Siempre, pero siempre, protégete

El ano es una cavidad con diferentes bacterias, usar la protección correcta como el condón evitara posibles infecciones en ti o en tu pareja. Por tal motivo, es sumamente importante que seas responsable y siempre uses condón. Los riesgos de una enfermedad de transmisión sexual existen, por lo cual debes tomar todas las precauciones necesarias del caso.

Usa la lubricación correcta

Esto es de suma importancia para que la penetración se dé con mayor facilidad. Usa la cantidad de lubricante que necesites para evitar algún tipo de desgarre, puesto que la fricción te llegará a molestar. Toma en cuenta que el lubricante en cuestión debe ser elaborado con base de agua, y no aceite. De esta forma, lo podrás usar sobre el condón para facilitar la penetración.

Te va a doler

No te voy a mentir, te va a doler. Dentro de los roles sexuales, existen los activos y pasivos: quien penetra y quien es penetrado respectivamente. Sin embargo, si es tu primera vez como activo te va a molestar un poco, pero es soportable. Por el otro lado, ser pasivo por primera ocasión va a ser más doloroso. Primero que nada, el ano tiene que estar bien dilatado, es decir, que se abra más de lo normal para poder ser penetrado; para esto, puedes usar tus dedos o la ayuda de tu pareja y que use los suyos. Una vez dilatado y sumamente relajado, tu pareja con su condón puesto y mucho lubricante, puede empezar a intentar la penetración poco a poco hasta que se dé por completo. Si de plano no soportas el dolor, di que no en cualquier momento. La paciencia es otra pieza clave en esto y tu pareja o el chico activo, tiene que entender, nada es forzado.

Estos puntos son muy importantes para que los tomes en cuenta antes de dar ese paso. Para que sea uno de los mejores momentos: prepárate, conócete y cuídate.

Fuente: https://www.elclosetlgbt.com