Jue21032019

Back Salud Salud Salud Más de un tercio de las personas LGBT padecen enfermedades mentales

Más de un tercio de las personas LGBT padecen enfermedades mentales

  • PDF

El 40% de las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans padecen enfermedades relacionadas con la salud mental, esto de acuerdo con una investigación emprendida por el Comité de Salud de la Asamblea de Londres.

El informe indicó que las tasas de enfermedades mentales eran 15% más altas en comparación con la población en general. Lo cual según la investigación se debe a que los servicios de salud no atienden las necesidades específicas de la población LGBT, las cuales están relacionadas con la desigualdad, el estigma y la discriminación.

Con base en los resultados se determinó que una de cada diez personas en el mundo se reconoce como LGBT, lo que en el caso de Londres se traduce en una población estimada de 800 mil personas que se identifican como homosexuales y transgénero.

Asimismo, se indica que una de cada seis personas LGBTI experimentarán algún ataque basado en la homofobia, bifobia y transfobia en algún momento de sus vidas, eso quiere decir que el 20% de la población LGBT está particularmente expuesta a la violencia y la discriminación.

“Sin el apoyo de especialistas, las personas LGBTI continuarán experimentando desigualdad en la salud mental, el estigma y la discriminación. Las personas LGBTI deben participar directamente en la configuración de servicios que satisfagan sus necesidades”, reporta el texto.

La Asamblea de Londres exhortó a su alcalde, Sadiq Khan, a sumar esfuerzos para responder a las necesidades de salud de esta población.

“Es necesario actuar ahora para hacer frente a las necesidades urgentes de la salud mental. El tiempo se ha agotado para algunos y el alcalde tiene que tomar una acción firme y decisiva en sus promesas de salud mental a los londinenses LGBTI”.

El estudio pide que se implementen estrategias que ayuden a establecer enfoques de formación para médicos que impliquen la inclusión y que permitan una comunicación efetiva entre pacientes LGBT y médicos.

Una de las hipótesis del documento considera que los problemas de salud mental de las personas LGBT comienzan en el consultorio médico, ya que “un número preocupante” de personas de la diversidad sexual se sienten temerosos de revelar su orientación sexual e identidad de género frente a su médico de cabecera o a los trabajadores de la salud.

Finalmente, se recomienda a los médicos preguntar a los pacientes sobre los pronombres que debe usar para dirigirse a su persona; además, no debe asumir la heterosexualidad de éstos.